Biblioteca Oesterheld / Nro. 24

05/08/2003 a las 12:40 | Publicado en 07) Boletín barrial | Deja un comentario


BIBLIOTECA OESTERHELD
Boletín informativo Nro. 24 – Agosto del 2003

recrearnos
JUEGOS DE INFANCIA

Una raíz, una piedra, una grieta. El ciprés que se arraiga con paciencia trabajosa. Buscar el recoveco por donde pasar. Preparados, listos, ¡ya!

En esta parte del camino, múltiples horizontes, jornadas de fantasía. Cada día recibimos la invitación a jugar a la vida y cada día tenemos cartas distintas. Están los que valoran el juego, los que disfrutan con nosotros, los compañeros de aventura, y los tramposos. Orsai.
¿Es que acaso se conoce el premio para el ganador? Mancha.
Elegir al compañero, apostar a jugar juntos antes que a ganar. Elegir el premio de subir la cuesta entre todos. Pan y queso.
Cuando aparece la palabra perfecta, descubrimos al resto de las frases que le dan sentido. Por eso la prosa, por eso el verso. Por eso el juego colectivo. Partido y revancha.
¿A qué jugar? Lo que sea, si pasamos el rato juntos; a cualquier cosa, si es con los amigos. Estar alerta, elegir el juego que queremos jugar, pero sobre todo elegir a los compañeros. Compartir la desdicha, si nos toca la derrota y compartir la alegría de nuestras pequeñas victorias.
¡Piedra libre para todos los compañeros!

reuniones

CONCURSO DE CUENTOS
Encontrarnos e intercambiar palabras

Una excusa para conocernos, decíamos en la convocatoria. Una posibilidad para expresarnos y compartirlo con los demás. Eso era lo importante. Y nos parece que este espacio sirvió para empezar a generar ese encuentro. El balance ya lo venimos haciendo en los boletines anteriores, y la conclusión se verá concretada en un cuadernillo.

La Comisión de Cultura fue la que recepcionó y leyó una y otra vez todos los textos. Por la variedad de edades, decidimos agrupar los cuentos en dos categorías (simplemente chicos y grandes).
Entre los más chicos quedaron dos: “Un gato mágico”, de Lautaro (8 años), y “Arcoiris”, de María del Rosario (10 años). Ambos recibirán un libro por haber participado, y ojalá que sigan volcando toda su imaginación en la escritura.
Cuando tuvimos que elegir uno de los 27 restantes, nos dimos cuenta del aprieto en que nos habíamos metido. Volvimos a leer, convocamos a bibliotecarios, a compañeros que quisieran ayudarnos. Difícil sugerir. ¿Por qué elegir uno? ¿Por qué dos, o los que fueran? Bueno, lo hubiéramos pensado antes, así son los concursos. Después de algunas semanas, “Mario Viejo”, de Patricia Chabat, fue el elegido.
Gracias a todos los que participaron. Y, como siempre, serán bienvenidas todas las opiniones.

TEXTOS UNIDOS
Páginas para descubrir

Los cuentos que participaron del concurso serán editados en un cuadernillo –“Dar la palabra”–, que podrán solicitar en estos días en la biblioteca.

“Ciertas referencias a nuestro pasado trágico y a un presente que lucha por dejar de serlo sobrevuelan muchas de las historias. Pareciera que la palabra sigue esquivando los conjuros del olvido, obstinada prosa que mantiene su rumbo zigzagueando entre grandes injusticias y pequeñas dignidades”, decimos en la presentación.
Veintinueve cuentos abren las puertas para que nos acerquemos a recorrer esos rumbos múltiples e intrincados: “En blanco y negro”, “¡¡Levantate carajo!!” (Marta Lucía Andreoli, Allen); “Nochebuena” (Roxana Aramburú); “Laguna austral”, “Mario Viejo” (Patricia Irene Chabat); “Misión cumplida” (Nelva Mary Ciarmela de Fernández); “Arcoiris” (María del Rosario Conti, Goya); “El cincel y la memoria” (Diego Gabriel Dolgopol); “Claudio”, “Dominga”, “Viajo en subte” (Andrea Echevarría, Buenos Aires); “Un gato mágico” (Lautaro G. Fernández Elem, Buenos Aires); “Un asesino en el subterráneo” (Melisa Fort, San Martín de los Andes); “A mi hermana”, “Narella”, “Siembra”, “Un sueño que soñé…”, “Una duda” (Mónica Herrera); “Ego” (Manuela Méndez); “El mundo es un pañuelo” (Floreal Menéndez); “Indicaciones del rey” (Juan Ignacio Mercapide); “El duende de las piedras” (Patricio Moujan, Rawson); “Historia fraternal” (Alcides Moya); “Arañando el tiempo”, “La soga blanda” (Manuela Nieto); “Conciertos” (Sergio Perdoni); “Gente como uno” (Armando Piquete); “El Ñato” (Nancy Patricia Slupski, Almirante Brown); “Un día muy especial” (Javier Torres Molina).

recienvenido
Ronda de lecturas

Diablilibro. El libro de Los Diablitos.

“Hace un tiempo que después de hacer la revista nos quedamos leyendo mientras tomamos mates”, cuentan los pibes que desde hace casi tres años participan del taller de revista en El Galpón de Romero. “Tomamos los cuentos que más nos gustaron e hicimos este libro”, que incluye además poemas, aforismos, teatro y otros relatos. “Muchas cosas son graciosas, otros cuentos son de terror y con otros nos ponemos sentimentales”, describen. La obra, editada por los propios Diablitos, reúne textos de Julio Cortázar, Leo Maslíah, Edgar Allan Poe, Oliverio Girondo, Los Macocos, Ray Bradbury, Roberto Fontanarrosa, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina y José Pablo Feinmann, entre otros. Todos juntos, en ronda, para disfrutar de la lectura.

lecturas

Primeras letras

Un gato mágico
Susana y Cecilia se pusieron a arreglar su casa y encontraron un gato deshidratado porque ese día hacia mucho calor, le dieron agua y el gato se puso mejor. Para su sorpresa el gato empezó a hablar y les dijo:
– Gracias por su ayuda y para agradecerles las ayudaré a arreglar su casa.
– ¿Y cómo vas a hacer eso?, preguntó Cecilia.
– Con magia e imaginación, respondió el gato.
– ¿Con imaginación?, exclamó Susana.
– Sí, imaginen cómo quieren que quede la casa y yo con magia convertiré lo que imaginan en realidad.
Ellas imaginaron una ciudad paraíso y el gato cumplió su función e hizo de su casa una ciudad paraíso. Al abrir los ojos vieron la obra del gato, recorrieron toda la ciudad y en un callejón vieron al mismo gato.
– ¿Qué hacés acá?, preguntó Susana.
– Estoy acá para darles otra cosa que deseen.
Ellas imaginaron comida y con un toque de magia abren los ojos y tienen un banquete a su disposición. Se comieron la comida y entraron en una casa, sentado en una ventana vieron al gato y Cecilia le preguntó:
– ¿Por qué estás en todos lados?
– Eso no importa, dijo el gato, imaginen y les concederé lo que desean.
Pero esta vez las dos sólo imaginaron volver a casa. Abrieron los ojos y ahí estaban en la casa que estaban arreglando.

Lautaro G. Fernández Elem

Arcoiris
Todos conocemos el arcoiris, todos lo vimos una que otra vez. ¡José no lo conocía! Don Bonello le había dicho que cuando viera el arcoiris vaya hacia la punta, que allí encontraría un tesoro. El señor Bonello (vecino) quien creyó que José no le iba a hacer caso, porque tenía cuatro años y medio, se fue a su casa. El niño creyó toda la historia y cuando llovió se formó el arcoiris, el chico inició su búsqueda. Cuando se cansó de caminar justo encontró la punta del arcoiris y allí estaba un guardia quien le dijo que no había ningún tesoro.
Desilusionado José volvió a su casa y le contó toda la historia a su mamá, ella le dijo que el arcoiris tenía dos puntas y que él solo había ido a una de ellas.
Esa misma tarde después de merendar, se fue en busca de la otra punta del arcoiris. Caminó y caminó, cuando la encontró empezó a cavar y cavar. Después de un par de horas se topó con algo duró. Lo sacó y… ¡Era el tesoro! Cuando lo abrió no estaba compuesto de oro, sino de amor, alegría y cariño.
Cuentan que en toda su vida fue muy bueno.
Su esposa “La Seño Amalita”, lo recuerda como el mejor.

En memoria a el Señor José Francisco Roubineau

María del Rosario Conti
Los personajes no son ficticios

para no perderse

Infantiles-juveniles
* Fragancias de barrio, Gabriela María Romeo
* La Odisea, Homero
* El Corsario Negro, Emilio Salgari
* Los hijos del capitán Grant en la América del Sur, Julio Verne
* La leyenda de Robin Hood, Howard Pyle

Escolares

* Geografía de América, Eduardo Acevedo Díaz
* Biología (Botánica, Zoología, Biología general), A. Dembo
* El puente de la ortografía – 1° año, Herminia Mérega

Educación

* Estos locos bajitos por los senderos de su educación, Aurora Venturini

Economía

* Los espacios económicos, Jacques Boudeville

Ciencias Sociales y Humanidades

* Villeros y villas miseria, Hugo E. Ratier
* Karl Marx. Páginas escogidas, Karl Marx
* La simulación en la lucha por la vida, José Ingenieros

Historia y política

* Estado en construcción, Ignacio Lewkowicz y Grupo de Reflexión Rural
* ¡Yo acuso!… (Proceso Dreyfus), Emilio Zola

Literatura argentina

* Los viernes de la eternidad, María Granata
* Armando Discépolo, Osvaldo Pellettieri
* El antojo de la patrona y Palo Verde, Benito Lynch

Poesía

* Poemas de otros, Mario Benedetti

Novelas

* Quo Vadis?, Enrique Sienkiewicz
* La Azucena Roja, Anatole France
* Juan Salvador Gaviota, Richard Bach

Cuentos

* Vanina Vanini, Stendhal
* Cuentos completos, Germán Rozenmacher
* Perra virtual, Cristina Civale

Teatro

* El alcalde de Zalamea, Calderón de la Barca

Publicaciones


* Cocú, Cultura y Juventud – Nro. 9 – Julio 2003

Notas: Otra generación de la política / Tumbero soy / Saber o no saber / ¿Mundo enfermo y triste? / ¡Si Corpus! / Sábado / Visiones / Olvido… / Correo: revistacocu@yahoo.com.ar

* Los Diablitos de Romero – Nro. 6 – Julio 2003

Trabajos extraños / La historia del Señor Resorte / Qué pasaría si… / Escribir como… / La máquina de hacer historias / Mezcladito: La guerra / La nube llora por el viento / Poemas locos / Palabras andantes / Premios “Diablitos” al cine / Pollitos en fuga / Una planta de… / El Histoguete / Cuentos espaciales / Ránking musical / El libro de los chicos del Galpón de Romero / Qué hacemos en el Galpón

¿DÓNDE ESTÁ MIGUEL?
10 AÑOS

BIBLIOTECA OESTERHELD
Boletín informativo Nro. 24 – Agosto del 2003
Editado por la Biblioteca Popular Héctor Germán Oesterheld
Correo electrónico: bibliotecaoesterheld@hotmail.com

TrackBack URI

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: