Biblioteca Oesterheld / Nro. 20

05/04/2003 a las 13:37 | Publicado en 07) Boletín barrial | Deja un comentario


BIBLIOTECA OESTERHELD
Boletín informativo Nro. 20 – Abril del 2003

memorias
ESA PALABRA

Mentira: expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, cree o piensa.
Cuando el horror es tan inmenso, la palabra “horror” no significa nada. La palabra (escrita o hablada) nos quiere representar al mundo. Nos pasa que buscamos palabras para representar lo que nos pasa y, sin embargo, quedamos mudos.
Entonces, nos faltan palabras. Tal vez pensemos que, evitando decir, lo dicho no sucede. Pero sucede.
Lejos, en idiomas incomprensibles, el horror sucede. De la mano de la mentira, de la mano de otra matanza más, hecha en nombre de los valores occidentales, la sangre sucede. En colores o en blanco y negro, la muerte sucede.
Por eso volvemos a la palabra, porque dice de nuestro horror frente al horror; y porque el silencio no puede ni debe callar el estruendo de las bombas.
Alguien dijo que, frente al Holocausto, no había lugar para la palabra. Tal vez sea cierto, si esperamos con ella representar al mundo, pero no lo es si con nuestro clamor conjuramos el espanto.
Hoy el mundo grita su espanto ante los asesinos y sus cómplices. Muchas otras masacres, de aquí y de allá, de ayer y de hoy; muchas más que las que aparecen en la pantalla, nos piden que seamos palabra, memoria.
Entonces, ante el silencio de la muerte, gritemos. Seamos palabra, que será memoria.

vidriera

CONCURSO DE CUENTOS CORTOS
El barrio dice así

Alguna vez dijimos de animarnos a escribir nuestras propias historias. Es como darle una vuelta más a esta actividad de promoción de la lectura que desarrollamos las bibliotecas populares. Y todos tenemos por ahí algún papel en el que comenzamos a plasmar algunas ideas, pero que dejamos por el camino. Bueno, quizás ésta sea una oportunidad para empezar a conocernos un poco más.
La propuesta es sencilla: expresarnos a través de la producción literaria y poder compartir nuestros textos con otros.
Algunas pautas a tener en cuenta:
. El tema es libre
. Pueden participar personas de todas las edades
. Se trata de cuentos cortos, como para poder ser publicados en este boletín
. Los trabajos pueden entregarse hasta el 31 de mayo (dale, son casi dos meses) en los horarios de la biblioteca
. El premio es un libro (te gustó, ¿no?)
. También pueden participar aquellos que reciben este boletín vía correo electrónico
Esperamos que la respuesta no se haga esperar. A sacarle punta al lápiz y probemos a ver cómo anda nuestra imaginación. ¿Vos sobre qué vas a escribir?

SOBRE GUSTOS
Los sacados del verano

En estos días, los lectores ya ascienden a 220. Durante los meses de verano hubo bastante movimiento y los préstamos llegaron a ser 145. Aquí, un listado de lo más pedido:
. Los arroyos cuando bajan. Los desafíos del zapatismo, Raúl Zibechi
. El decamerón, Boccaccio
. Cuenta Cosas 3 – Matemática, Amanda Celotto
. La mirada horizontal. Movimientos sociales y emancipación, Raúl Zibechi
. El nuevo poder económico en la Argentina de los años 80, Daniel Azpiazu, Miguel Khavisse, Eduardo M. Basualdo
. Historia argentina, Rodrigo Fresán
. Historia del saber político, Héctor Julio Martinioni
. Historia no oficial de la dictadura del “Proceso”. Sus antecedentes y consecuencias, Julio C. Poce
. Trabajo, dignidad y cambio social. Una experiencia de los movimientos de trabajadores desocupados en la Argentina
. La Hipótesis 891. Más allá de los piquetes. MTD de Solano y Colectivo Situaciones
. El anatomista, Federico Andahazi
. Direcciones Contemporáneas del Pensamiento Económico, Ernesto Eduardo Borga
. Organizaciones político-militares. Testimonio de la lucha armada en la Argentina (1968-1976), Carlos Flaskamp
. La política está en otra parte. Viaje al interior de los movimientos sociales, Hernán López Echagüe
. Matemática 1, C. A. Tapia, N. de Tapia, A. Tapia de Bibiloni

recienvenido
Todo el peso de la ley

Deuda externa argentina: no queremos ayuda, queremos justicia. Cátedra de Economía Política y Problemática Económica Argentina de la Facultad de Periodismo (UNLP).
La publicación comienza explicando por qué cada argentino debe U$S 3860, recorriendo las políticas económicas llevadas a cabo por la dictadura militar y los gobiernos democráticos que le sucedieron. Se analiza la situación de los países desarrollados y sus presiones hacia los deudores y se presentan las conclusiones del juicio a la deuda iniciado en 1982 por Alejandro Olmos. También se señalan quiénes son los responsables de los U$S 139.785 millones de deuda externa que, de pagarse, implicaría dejar de comer, vestirnos, prender la luz, tomar el colectivo, ver televisión, etc., durante un año y medio. “La deuda es impagable y es injusto que la pague quien no la contrajo”, concluye el informe editado por Ciudadanos por una Democracia Participativa (Cidepa).

lecturas

Negaciones que unen

Nuestra palabra se hace nube para cruzar el océano y llegar a los mundos que hay en vuestros corazones. Sabemos que el día de hoy se realizan movilizaciones en todo el mundo para decir “no” a la guerra de Bush contra el pueblo de Irak. Y esto hay que decirlo así, porque no es una guerra del pueblo norteamericano, ni es una guerra contra Saddam Husein. Es una guerra del dinero, que es representado por el señor Bush (tal vez para enfatizar que carece de toda inteligencia). Y es contra la humanidad, cuyo destino está hoy en juego en los suelos de Irak.
Ésta es la guerra del miedo. Su objetivo no es derrocar a Husein en Irak. Su meta no es acabar con Al Qaeda. Tampoco busca liberar al pueblo iraquí. No son ni la justicia ni la democracia ni la libertad las que animan este terror. Es el miedo.
El miedo a que la humanidad entera se niegue a aceptar un policía que le diga qué debe hacer, cómo debe hacerlo y cuándo debe hacerlo. El miedo a que la humanidad se niegue a ser tratada como un botín. El miedo a esa esencia del ser humano que se llama rebeldía. El miedo a que los millones de seres humanos que hoy se movilizan en todo el mundo triunfen al enarbolar la causa de la paz.
Porque las bombas que serán lanzadas sobre territorio irakí, no sólo tendrán como víctimas a los civiles iraquíes, niños, mujeres, hombres y ancianos cuya muerte será sólo un accidente en el atropellado y arbitrario paso de quien llama, de su lado, a dios como coartada para la destrucción y la muerte.
Quien encabeza esta estupidez (que es apoyada por Berlusconi en Italia, Blair en Inglaterra y Aznar en España), el señor Bush, con dinero compró el poderío que pretende arrojar sobre el pueblo de Irak. Porque no hay que olvidar que el señor Bush está de jefe de la autoproclamada policía mundial, gracias a un fraude tan grande, que sólo pudo ser ocultado por los escombros de las torres gemelas en New York y la sangre de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre del año 2001.
Ni Husein ni el pueblo iraquí le importan al gobierno norteamericano. Lo que le importa es demostrar que puede cometer sus crímenes en cualquier parte del mundo, en cualquier momento y que lo puede hacer impunemente.
Las bombas que caerán en Irak buscan también caer en todas las naciones de la Tierra. Quieren caer también sobre nuestros corazones y así universalizar el miedo que llevan dentro.
Esta guerra es contra toda la humanidad, contra todos los hombres y mujeres honestos. Esta guerra busca que tengamos miedo, que creamos que aquel que tiene el dinero y la fuerza militar, tiene también la razón. Esta guerra pretende que nos encojamos de hombros, que hagamos del cinismo una nueva religión, que nos quedemos callados, que nos conformemos, que nos resignemos, que nos rindamos… que olvidemos…
Que olvidemos a Carlo Giuliani, el rebelde de Génova.
Para los zapatistas, los hombres somos lo que sueñan nuestros muertos. Y hoy nuestros muertos sueñan un “no” rebelde. Para nosotros sólo hay una palabra digna y una acción consecuente frente a esta guerra. La palabra “no” y la acción rebelde. Por eso debemos decir “no a la guerra”. Un “no” sin condiciones ni peros. Un “no” sin medias tintas. Un “no” sin grises que lo manchen. Un “no” con todos los colores que pintan el mundo. Un “no” claro, rotundo, contundente, definitorio, mundial.
Lo que está en juego en esta guerra es la relación entre el poderoso y el débil. El poderoso lo es porque nos hace débiles. Se alimenta de nuestro trabajo, de nuestra sangre. Así él engorda y nosotros languidecemos. En esta guerra, el poderoso ha invocado a dios de su lado, para que aceptemos su poderío y nuestra debilidad como algo establecido por designio divino.
Pero detrás de esta guerra no hay más dios que el dios del dinero, ni más razón que el deseo de muerte y destrucción. La única fortaleza del débil es su dignidad. Ella lo anima a luchar para resistir al poderoso, para rebelarse.
Hoy hay un “no” que debilita al poderoso y fortalece al débil: el “no” a la guerra.
Alguno se preguntará si la palabra que convoca a tantos en todo el mundo será capaz de evitar la guerra o, ya iniciada, de detenerla. Pero la pregunta no es si podremos cambiar el rumbo asesino del poderoso. No. La pregunta que nos deberíamos hacer es ¿podremos vivir con la vergüenza de no haber hecho todo lo posible por evitar y detener esta guerra?
Ningún hombre y mujer honestos pueden permanecer callados e indiferentes en este momento. Todos y todas, cada quien con su tono, con su modo, con su lengua, con su acción, debemos decir “no”. Y si el poderoso quiere universalizar el miedo con la muerte y la destrucción, nosotros debemos universalizar el “no”.
Porque el “no” a esta guerra, es también un “no” al miedo, “no” a la resignación, “no” a la rendición, “no” al olvido, “no” a renunciar a ser humanos. Es un “no” por la humanidad y contra el neoliberalismo.
Deseamos que este “no” traspase las fronteras, que burle las aduanas, que supere las diferencias de lengua y cultura, y que una a la parte honesta y noble de la humanidad, que siempre, no hay que olvidarlo, será la mayoría. Porque hay negaciones que unen y dignifican. Porque hay negaciones que afirman a los hombres y mujeres en lo mejor de sí mismos, es decir, en su dignidad.
Hoy el cielo del mundo se nubla de aviones de guerra, de misiles que se autodenominan “inteligentes” sólo para ocultar la estupidez de quien los manda y de quien, como Berlusconi, Blair y Aznar los justifican, de satélites que señalan los puntos donde hay vida y habrá muerte. Y el suelo del mundo se mancha de máquinas de guerra que habrán de pintar de sangre y vergüenza la tierra.
Se viene la tormenta. Pero sólo amanecerá si las palabras hechas nube para atravesar las fronteras, se convierten en un “no” hecho piedra y le abren una rendija a la oscuridad, una grieta por la que se pueda colar el mañana.
Acepten este “no” que, desde México, les mandamos los zapatistas, los más pequeños.
Permitan que nuestro “no” se hermane con el vuestro y con todos los “no” que hoy florecen en toda la tierra.
¡Viva la rebeldía que dice “no”!
¡Muera la muerte!
Desde las montañas del sureste mexicano.

Subcomandante insurgente Marcos.

México, febrero del 2003.

para no perderse

Historia y política
* Contra la ocupación extranjera, Rogelio García Lupo
* La atmósfera incandescente. Escritos políticos sobre la Argentina movilizada, Osvaldo Battistini (coordinador)

Ciencias Sociales y Humanidades
* Antología cultural del litoral argentino, Eugenio Castelli
* La gramática, Pierre Guiraud

Economía
* Acerca de la naciente tendencia del “economicismo imperialista”, V. I. Lennin

Educación
* Jurisprudencia argentina en materia de educación, Héctor F. Bravo

Literatura argentina
* En las tierras de Inti, Roberto J. Payró
* Genio y figura de Jorge W. Ábalos, Feliciano Huerga

Poesía
* Las otras historias, Jorge Quiroga
* La victoria del hombre y otros cantos, Ricardo Rojas

Novelas
* Nana, Emilio Zola
* La muerte de Iván Ilich, León N. Tolstói
* Una vida, Guy de Maupassant

Cuentos
* Cuentos de colores, Marta Lynch
* Años y leguas, Gabriel Miró
* Narradores Alemanes Contemporáneos, Wolfgang R. Langenbricher

Teatro
* ¡Se incendio el dock!, Damián Ferrer

Infantiles-juveniles
* El anillo de los deseos. Las mil y una noches, Graciela Montes
* Papaíto piernas largas, Jean Webster
* Hombrecitos, Louise Alcott

Escolares
* Matemática 5 EGB, M. C. Latorre, Z. Lublin, I. Pustilnik
* Jugueteando. Propuestas de juegos y actividades para quienes ya leen y escriben, Berta Rotstein de Gueller, Mirta Mosches de Kosiner, Edda Lodi de Zemma
* Ciencias Biológicas 1, Lucy F. de Vattuone

Publicaciones

* La escena contemporánea. Nro. 9 – Octubre 2002
La vorágine / Crónicas de los medios de comunicación en Venezuela / Recursos humanos / La condición ambivalente. Entrevista con Paolo Virno / Operaciones y batallas / Estilos / Entre porosidades y apremios: variaciones sobre un ensayo / Crónicas de viaje: obstáculos y desventuras de la nueva y la vieja izquierda / La pedagogía se comprende desde la guerra. Correo: laescenacontemporanea@yahoo.com

* Tantas voces… tantas vidas. Nro. 6 – Diciembre 2002
Resistencia y organización / Campaña: La impunidad sólo genera impunidad / Desenterrando el horror… para hacerlo memoria. Secretos del Atlético / Joaquín Enrique Areta / Darío y Maxi / ¿Lo vio alguna vez?: Mario Alberto Mijín / Arana. La Academia de La Bonaerense / Ezequiel Fernández Moores: “El fútbol es demasiado deporte para ser sólo negocio y es demasiado negocio para ser sólo deporte” / Eduardo Corro: Veinte años no son nada… / En los Tribunales / Del mimeógrafo a la comunicación multimedia. Todos los medios sirven / Foro Social de Salud. Otra salud es necesaria / Testigos: Palabras a tiempo / Violencia familiar: Mapa de marcas, red de resistencia / Madrugada / Victoria. Correo: aedd@exdesaparecidos.org.ar / www.exdesaparecidos.org.ar

BIBLIOTECA OESTERHELD
Boletín informativo Nro. 20 – Abril del 2003
Editado por la Biblioteca Popular Héctor Germán Oesterheld
Correo electrónico: bibliotecaoesterheld@hotmail.com

TrackBack URI

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: