Biblioteca Oesterheld / Nro. 7

05/03/2002 en 17:39 | Publicado en 07) Boletín barrial | Deja un comentario


BIBLIOTECA OESTERHELD
Boletín informativo Nro. 7 – Marzo del 2002

EN ESTE NÚMERO:
SUPLEMENTO notas bibliográficas

la historia continúa
RECUERDOS Y SUEÑOS

Germán narra el comportamiento del anticuario. Excavar, resucitar el tiempo capturado en los objetos. Pero los coleccionistas buscan lo que hay más allá de los objetos, reviven aquello que parecía olvidado, el hilo de la historia.
De esa forma, el pasado se nos presenta a cada rato. Nos dice lo que fuimos, pero nos dice mucho más sobre lo que somos. Y no aparece como un peso que nos determina lo que tenemos que hacer, sino que nos abre horizontes. Cuidamos los recuerdos para respetar nuestros sueños, nos enseñó Mamá Carla.
Los libros, esos objetos que coleccionamos, nos permiten este doble ejercicio: recordar y soñar lo que queremos ser. Buscar eternamente hasta las entrañas de la tierra, el lugar de la aventura, el escenario de las historias y los conflictos. Somos de este lugar y lo elegimos para hacer fecundo nuestro propio destino.
Seguimos teniendo sueños, y por eso no perdemos la memoria.

marzo cero dos

RESUCITAR EL TIEMPO
¿Ha muerto el pasado?

A partir de este número inauguramos la sección “Notas bibliográficas”. Este suplemento, que proponemos que aparezca periódicamente, surge con la idea de orientar la lectura sobre determinados temas.
Nos pareció interesante empezar preguntándonos qué se puede leer sobre la última dictadura militar, ya que se acerca un nuevo 24 de marzo.
A partir de allí, pueden surgir distintos abordajes. Porque no sólo se trató de un quiebre político-institucional, sino que se produjo una reestructuración económica –que aún estamos sufriendo–, se implantó para ello el terrorismo de estado, provocando un genocidio, y hubo cambios sociales y culturales que tuvieron como consecuencia el miedo y el disciplinamiento social. Surgieron, también, distintas formas de resistencia y de lucha por la justicia.
Son apenas algunas puntas, sabemos que hay más. Sobre todo porque hay mucho material que todavía no ha sido escrito. Lo que nos pasó aparece permanentemente en nuestro presente, hay una continuidad. Conocer para comprender la historia ésta, entonces.

DECIDIRSE Y EMPEZAR
Este mes me pongo a leer

Un comienzo de año difícil, ¿no? Pero con bastantes desafíos. Uno de ellos es la extensión de la biblioteca en Melchor Romero, para que puedan acceder a los materiales aquellos que más lo necesitan. Por eso, agradecemos a todos los que siguen acercándose a donar libros (sobre todo escolares).
También seguimos invitando a los vecinos para que se acerquen, como muchos lo han hecho durante este verano, para que este proyecto siga creciendo. Recordamos:
– Horarios durante marzo: martes de 10:30 a 13:30 horas y miércoles de 18 a 20 horas.
– Biblioteca Ambulante: sábados de 15:30 a 17:30 horas en el Galpón de 520 y 166 (Melchor Romero).
– Para hacerse socio: inscripción gratuita, presentando DNI.
– Préstamos: son por 15 días o los materiales pueden consultarse en la sala.
– Colaboración voluntaria: bono mensual de $ 1.
– Recordamos que se está armando una hemeroteca, así que invitamos a donar textos al archivo del grupo La Grieta.
– Datos en la web: http://lapaginaweb.de/bibliotecaoesterheld

lecturas

Amar un territorio

Dice Bulkás: “…pudriéndose en sus miasmas el poder unificador del pensamiento moderno, es probable que seamos los aterrados espectadores de una especie de cascada hacia arriba de dinero y sangre. Como las ratas y los reptiles que buscan el punto más alto de un buque que se hunde, así los dineros y la flema de la mortaja de esta era van a enroscarse en el mástil más empinado que hallen en cubierta. Tarde quizá saboree la humanidad la sentencia gualicha que decía que lo primero es amar un territorio, con la vida y con la muerte que encierran, y elegir su seno para hacer fecundo el propio destino. Como en el tango no hay más que el barrio, no hay menos que él, y no hay nada”. Bulkás tomó su pasión por el Territorio como un esqueleto conceptual desde el que desgranaba el resto de sus jirones de ideas. Por eso valoraba tanto las luchas por la tierra de villeros, campesinos y aborígenes. Bulkás aseguraba, sobre esas peleas, que “su multiplicación se explica especialmente desde lo antropológico. Es una señal espiralada para todo el resto de la humanidad. En la pulseada por un pedazo de tierra, los hombres están diciendo “soy muy poco, y pronto me iré de la vida dispersándome en nuevas identidades tan fecundas como esta que hoy sostiene mi voz. Necesito pasar por la tierra diciendo las palabras correctas, que no son “esto fue mío”, porque nada lo es, sino “yo fui de este lugar y, junto con mis compañeros, lo fecundé con mi vida”. Por eso es menester desalojar al lucro de las decisiones colectivas y ubicar a la locura generosa en el centro de la transformación de la naturaleza. Si entendemos por cielo el conjunto de símbolos y creaciones que expresan el torrente humano, podemos decir que quien pelea por un pedazo de tierra está luchando, sin duda, por su justa y querible porción de cielo. Encajonar estos flujos con boludeces del planeamiento civilizatorio nos condena a un mundo terriblemente aburrido y estéril”.

Acerca del pensamiento de Jeri Bulkás
(Ensayo de Ismael Turdera)

El viejito

Isaías Agüero caminaba con sus bueyes hacia la ciudad de La Plata, donde tenía su residencia particular el hombre que ocupaba la Secretaría de Desarrollo Social en la Gestión del Presidente Porfirio Díaz. Ese hombre era, casualmente, Eugenio Villegas Fragel, padre del joven empresario que protagonizaría luego los incidentes de la Toma de Tierras. Según la cartita que acompañaba las carpetas, Isaías Agüero había perdido un par de cosechas en las inundaciones y se había metido en unos créditos sociales del Gobierno, a través del Banco Argentino. Le dieron también un pequeño subsidio como para que se equipara, y compró el par de animales que lo habían acompañado en el viaje.
Los bueyes, su imagen de la Virgen de Guadalupe, una radio vieja y ese montecito ralo que enfrentaba su rancho eran toda la escena con que Don Agüero se levantaba cada mañana de Dios para manotear y carpir o arar. Y no estaba mal para él. Era un cuadro silencioso pero espeso, extendido hasta el fondo de sí. Un cuadro que estaba clavado en el centro de los conductos de su alma, en perfecta armonía.
Pero los músculos empezaron a hacerle ver que la tierra se le rebelaba. Y los números y los trajes y las cartas del Banco lo fueron convenciendo de que parecía mejor morir.
Don Agüero vio que a lo largo de los días lo que había sobre su mesa eran moscas, y que ya no tenía fuerza ni para rezar, y que la Virgen de Guadalupe estaba demasiado seria.
Eso lo decidió a hacer los bultos y partir, y cerrar la puerta de su rancho con un alambre y empezar a caminar.
Y aunque el sol acható su paso al principio, luego pareció acomodársele a los costados y llevarlo abrazado. En la carta explicaba con una letra abigarrada y chiquita que quería devolver los bueyes, que quería entregar todo y que quería irse caminando de vuelta al monte.
Los bueyes, como se verá, llegaron a destino. Y la llamada Leyenda del Viejito se basa en lo sucedido horas después. Lo último que se le vio hacer a Eugenio Villegas Fragel, tras recibir el desagradable y aparatoso dúo de bueyes, fue dirigirse al garage donde los habían encerrado, sonriendo y, se diría, dispuesto a faenarlos. Dos horas después, sus guardaespaldas fueron intrigados a la enorme cochera y lo hallaron ensartado en la cornamenta de uno de los bueyes de manera tal que hubo que ponerlo cabeza abajo para sacarlo.
La mitología popular recogió la historia y le atribuyó a los rumiantes el sentimiento vengativo que aquel noble ancianito parecía desconocer. Año a año, en decenas de lugares del Conurbano, al igual que con la Difunta Correa, las tumbitas del viejito se llenan de flores de campo y pastito que juntan los pibes, dicen, para los bueyes que nunca olvidan.

Culebrón Timbal. Territorio.

para no perderse

Educación
* Pedagogía del oprimido, Paulo Freire

Ciencias Sociales y Humanidades
* Dios, el mamboretá y la mosca, Thomas Moro Simpson
* El estudiante de la mesa redonda, Germán Arciniegas
* La formación de la conciencia nacional, J. J. Hernández Arregui

Historia y política
* Política y economía, Arturo Jauretche
* Esos claroscuros del alma. Los obreros navales en la década del 70, Rubén Díaz

Escolares
* Ciencias naturales y tecnología, 7mo. año EGB, Santillana
* Atlas Total de la República Argentina, Centro Editor de América Latina
* Artes plásticas y cultura nacional, Raúl Moneta, Horacio Porto, Roberto Rollie

Cuentos
* La dama del perrito y otros cuentos, Anton P. Chejov
* La espera, Daniel Moyano
* Cuentistas norteamericanos, Poe, Twain, Anderson, Hemingway y otros

Ensayos
* El revés y el derecho, Albert Camus

Poesía
* Los conjurados, Jorge Luis Borges
* Ángel Cuervo, Juan M. González Moras
* Metaforismos, Augusto Roa Bastos

Novelas
* América, Franz Kafka
* Soñé que la nieve ardía, Antonio Skármeta

Literatura argentina
* El beso de la mujer araña, Manuel Puig
* El día que mataron a Alfonsín, Dalmiro Sáenz y Sergio Joselovsky

Infantiles-juveniles
* El burgués gentilhombre, Moliere
* La reina de los caribes, Emilio Salgari
* Guliver, Jonathan Swift

Economía
* La planificación económica y el movimiento cooperativo, Arnold Bonner

Publicaciones

* Argentina Arde – Nro. 3 – Febrero 2002
Notas: Pesificación, La licuadora mágica – Presupuesto 2002, Recorte supremo – Telecom, una manipulación macabra – Telefónica, la insaciable – Asamblea en Concordia, En todo el país se multiplican las asambleas – Interbarrial, En cada plaza una asamblea – La corte acorralada – Segunda asamblea regional de La Plata, Berisso y Ensenada – Tercera Asamblea Nacional Piquetera – Zanón, Los ceramistas van por más – Correo: ardeprensa@hotmail.com

* Borradores de investigación – Nro. 3 – Febrero 2002

Tema: Asambleas, cacerolas y piquetes. Sobre las nuevas formas de protagonismo social. Este tercer borrador pretende discutir, desde el interior mismo del proceso de movilización de asambleas, piquetes y demás formas de una nueva subjetividad radical, algunos elementos de la actual coyuntura.

* Le Monde Diplomatique “El Diplo” – Nros. 1 a 24 – Julio 1999/Junio 2001

Dos años de archivos completos. Algunas notas: La gestión policial de la miseria / La desposesión del Estado / Quebrar el círculo infernal de la deuda / Fracaso del libre comercio / El saqueo de las jubilaciones / El precio de la convertibilidad / El avance de la ultraderecha / Los paraísos fiscales / Temblores en la economía global / Genealogía e ilegalidad del “modelo” argentino / Crisis en Medio Oriente / Es necesario y posible salir del desastre neoliberal / Argentina es el país forjado por la dictadura / Area de Libre Comercio de las Américas / Violencia contra las mujeres

BIBLIOTECA OESTERHELD
Boletín informativo Nro. 7 – Marzo del 2002
Editado por la Biblioteca Popular Héctor Germán Oesterheld
Correo electrónico: bibliotecaoesterheld@hotmail.com

Anuncios

TrackBack URI

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: